25N ENCERRADAS Y CONFINADAS

El 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. En esta fecha reivindicamos nuestro sufrimiento diario por ser mujeres y continuamos nuestra lucha por combatir esta realidad. En lo que llevamos de año han sido asesinadas 79 mujeres y ninguna de ellas debe caer en el olvido. 

Este ha sido un año inusual. Hemos pasado dos meses encerradas y las medidas contra el coronavirus nos han robado muchas libertades. Hemos visto nuestra salud mental mermarse y, además, se ha delegado en nosotras más que nunca -por muy imposible que parezca- el rol de cuidadoras. Se nos ha exigido velar por familiares y amistades, cargando con la salud emocional de todo aquel a nuestro alrededor, sin tenernos en cuenta. 

Es importante recordar también la problemática, poco visibilizada por lo medios de comunicación, de aquellas mujeres que han estado encerradas con sus agresores sin ninguna vía de escape. Sin embargo, tras la cuarentena el problema no ha desaparecido; no nos sorprendería que las mujeres escuchasen frases como “si quedas con tus amigas, vas a contagiarte”, “eres una irresponsable”, “estás matando”, apelando a la responsabilidad individual ante la emergencia sanitaria para tener un mayor control sobre ellas y agravar su aislamiento. Sentirse culpable genera un desgaste emocional muy intenso, potenciado por la ausencia de independencia y autonomía. 

Fuera de la situación del 2020, creemos importante hacer un llamamiento a la revisión del feminismo actual. Las ideas liberales están triunfando tratando de que luchemos porque la persona que nos explota sea una mujer que cobra 5 veces más que nosotras, en vez de 4. De la misma forma, el punto de vista blanco está copando la lucha, delegando las necesidades de las mujeres racializadas a segundo plano, pero exigiendo su fuerza. La realidad de las mujeres trans también debe ser mencionada, son excluidas y discriminadas por personas que se autodenominan “feministas”, teniendo su voz acallada constantemente por sus propias compañeras, su identidad cuestionada y su discriminación negada. La lucha será feminista o no será, y gritará por todas nosotras. 

Por todo ello, se debe visibilizar la realidad de todas nosotras y debemos unirnos para combatir juntas esta problemática que siempre vamos a sufrir, a no ser que alcemos la voz. ¡Luchemos juntas! 

El 25N es una fecha importante en el movimiento feminista pero NO debemos olvidar que el trabajo debe ser constante y la lucha diaria. 

Comparte

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.